Sillas de Oficina

46 productos

SILLAS DE OFICINA:

En las sillas de oficina valoramos diversos aspectos, uno de ellos es que te permita obtener la correcta forma postural para evitar así dolores de espalda o falta de concentración cuando estés trabajando.

Para ello puedes seguir nuestros consejos para elegir que tu silla de oficina sea ergonómica. El primer factor que debe de cumplir tu nueva silla de oficina es que el asiento de tu silla de oficina sea regulable en altura para que así se ajuste a la altura de la persona que use esta silla de oficina.

Asiento regulable en profundidad, también llamado Trasla. Los asientos regulables en profundidad permiten dejar un espacio libre entre el borde del asiento y la parte posterior de la rodilla. El objetivo es evitar la presión del asiento sobre la parte posterior de la rodilla para favorecer la circulación sanguínea, especialmente el retorno venoso.

Respaldo reclinable a ser posible en un mínimo de 4 posiciones. El respaldo debería poder regularse en diferentes puntos de inclinación, así como dejarlo en posición libre para permitir el balanceo durante las pausas o descansos. En caso de permitir el balanceo, la silla debería disponer de un regulador de tensión para poder ajustar la tensión del respaldo al peso de la persona. A mayor peso, mayor tensión y viceversa.

Sistema Sincro, el sistema o mecanismo sincro permite inclinar el respaldo hacia atrás de forma sincronizada con el movimiento de la base del asiento para que el conjunto del cuerpo se mueva en sintonia.

Una parte importante a tener en cuenta es que las partes de la silla se adapten a tu cuerpo que sientas como el respaldo te recoge correctamente la espalda y te permita tener una buena postura de trabajo en la oficina.

Materiales que favorezcan la transpiración además de adaptarse mejor a tu espalda, podrás encontrarlos en las sillas de oficina con malla.

Acabas de añadir este producto al carrito:

×